Visita pastoral: Nuestro obispo diocesano Mons. Oscar Sarlinga visitará la Capilla de barrio Las Acacias

Publicado en por Oscar Sarlinga


 

Este domingo 13 de marzo, nuestro Obispo, Mons. Oscar Sarlinga, visitará la Capilla San Antonio de Padua en el barrio Las Acacias. Allí celebrará la Santa Misa para toda la comunidad las 10 de la mañana.

Sin duda para el barrio la visita y presencia del Obispo son motivo de alegría y consideramos el actuar de Mons. Sarlinga, para con esta comunidad, un signo de gracia y de privilegio especial.

El Obispo es sacramento o signo visible y eficaz de la unidad y universalidad de la Iglesia local, o sea de su catolicidad. El, significa y garantiza la catolicidad de una comunidad. A la vez da cohesión a los miembros, acrecienta la comunión entre todos con la totalidad del cuerpo Místico. Y además hace presente a Cristo en la comunidad de sus fieles, y donde está Cristo la comunidad es católica.

Estamos, desde luego, agradecidos a Mons. Sarlinga por su visita; rezamos por él y aceptamos plenamente su enseñanza, pues El es el pastor, maestro y guía.

Nuestro Santo fundador, Padre Aníbal di Francia, nos dejó en herencia el amor especial que todo Rogacionista debe tener por el obispo con estas palabras: " Consideraré al Obispo como superior mayor. Pues en todo aquello que él disponga, pienso obedecerle y honrarle por sobre los mismos superiores del instituto"

La capilla San Antonio de Padua del barrio Las Acacias pertenece a la parroquia Ntra. Sra. del Carmen, que fue creada el 23 de septiembre de 1979, y confiada a los Padres Rogacionistas. Desde ese día poco a poco y con la colaboración de nuestra gente se ha ido terminando la construcción del pequeño templo y anexos. Es su patrono San Antonio. A lo largo de estos años mucha gente ha pasado por la capilla y en la actualidad hay una buena concurrencia de feligreses. Las actividades que en ella se desarrollan dan vida y prestigio: la catequesis, el comedor infantil, la liga de madres de familia, la legión de María, Cáritas, etc… son como las ramas que dan belleza al árbol; o como las estrellas que tachonan nuestro cielo.


Bienvenido Mons. Sarlinga y muchas gracias

P-Ernesto Butano -Rogacionista

Comentar este post