Prosecución de la Semana Santa en nuestra diócesis de Zárate-Campana

Publicado en por Oscar Sarlinga

Luego del inicio de la Semana Santa con la Acampada Juvenil la víspera del Domingo de Ramos, en Villa Marista (Pilar), tuvimos la Misa crismal en Campana, con presencia de multitud, entre sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas, fieles laicos, muy numerosos los jóvenes. Monseñor Sarlinga citó la homilía del Papa Francisco del 26 de marzo, en la que se refiere a la belleza de "ser perdonados". Jueves Santo en Belén de Escobar. Viernes Santo en Pilar. Vigilia de Resurrección en el Bajo de Zárate. Día de Resurrección con las Hnas. de la Madre Teresa de Calcuta.
Los jóvenes en la Acampada Juvenil en vísperas del Domingo de Ramos
La Acampada Juvenil en vísperas del Domingo de Ramos
La cocina en la Acampada Juvenil en vísperas del Domingo de Ramos
Luego del signo de "la juventud" con la Acampada Juvenil en Pilar, en vísperas del Domingo de Ramos, con lo cual hemos iniciado la Semana Santa, hemos tenido la dicha de la celebración de la Misa crismal en la iglesia catedral de Santa Florentina, en Campana, presidida por nuestro Obispo con la concelebración de 75 sacerdotes, quienes renovaron las promesas sacerdotales. El Obispo consagró los Santos Óleos. Participaron los 31 seminaristas de la diócesis, y asistieron numerosos diáconos permanentes, religiosos, religiosas, muchísimas familias, fieles laicos, gran cantidad de jóvenes, de todas las parroquias de la diócesis. El Obispo centró su homilía (disponible en filmación, y grabación en Cadena "Santa María") en un breve comentario al pasaje del Evangelio de Juan (13, 21-33. 36-38) con oportunidad de la triple negación de Pedro, y luego destacó como el Papa Francisco compartió (el 26 de marzo) con los asistentes a la Misa en Santa Marta su reflexión sobre «dos palabras»: la noche y la dulzura del perdón de Cristo. Mons. Sarlinga manifestó cuánto lo había conmovido el escuchar el tema de la noche «provisional» que todos conocen, pero como, mucho más allá de aquélla, con la obscuridad que conlleva, cuánto brilla la esperanza. Luego, sobre la base de " Caminar, construir, confesar a Jesucristo", se refirió Monseñor a los versículos del Evangelio de Mateo:El respondió: «Vayan a la ciudad, a la casa de tal persona, y díganle: "El Maestro dice: Se acerca mi hora, voy a celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos".» (Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 26, 14-25), y dijo que nosotros nos unimos al "voy" de Jesús, cuando nos manda: "Vayan" en un "caminar hacia", hacia todos, y en especial hacia la oveja perdida.
MC Los Santos Óleos el día de la Misa Crismal
Obispo y fieles al término de la Misa Crismal
Un ángulo de la concurrencia a la Misa Crismal
 Ángulo izquierdo de la catedral en la Misa Crismal 2013
Al respecto de la oveja perdida, pidió le permitieran recordar unas palabras de su primera homilía, en la toma de posesión de la diócesis, e 18 de febrero de 2006, ya 7 años atrás, cuando dijo” queridos hermanos y hermanas en el Señor, todo plan de vida cristiana y también todo proyecto pastoral y evangelizador han de partir de la contemplación del Rostro de Jesús y de la conversión del corazón, para así obrar una misión evangelizadora que llegue a todos sin excepción –y preferencialmente a la “oveja perdida” de la que habla el Evangelio-. Me refiero a una acción evangelizadora que trasunte amor por la Verdad, inmenso afecto por todos los seres humanos, con apertura, respeto y convicción espiritual" (Cf http://aica.org/aica/)
Prosiguió Mons. Sarlinga reflexionando acerca de la "periferia existencial de oveja perdida" que puede haber dentro de nosotros mismos, incluso de los que estamos, precisamente, llamados a "salir a buscar a la oveja perdida" y, haciendo también un acto de arrepentimiento, pidió que revisáramos todos los días desde una espiritualidad profunda un verdadero cambio de vida, puesto que, acotó, "Pensar con misericordia puede exigirnos el cambio de algunos paradigmas".
Siguiendo esa homilía de Francisco, volvió a citar: "¿Esto que significa? Que todos los días iba a ver si el hijo volvía a casa: éste es nuestro Padre misericordioso. Es la señal que lo esperaba de corazón en la terraza de su casa".
Y continuó el Obispo: "El cambio de paradigmas, algo a lo cuál tenemos que ser dóciles, para ser fieles, y cuáles son los que tenemos que cambiar: aquellos en los cuales está incrustado ese carácter de tener “algo” (o mucho) de oveja perdida… En última instancia, es la conversión.
Prosiguió su homilía con una recomendación, recibida desde el Consejo o Mesa pastoral diocesana, puesto que de acuerdo a una planificación que pensamos desde dicha Mesa Pastoral se espera del Obispo no sólo su acompañamiento constante sino de palabras de aliento, y en especial en la Misa crismal, para emprender un camino definitivo a los aportes del nuevo plan pastoral 2013-2015. Al término de esta Misa, se le dio a os presbíteros presentes la carta en la que se proponen algunos puntos para colaborar con la renovación del Plan diocesano, y asimismo se anuncia el lema de la Fiesta Patronal Diocesana, y los restantes eventos, que consiste en "FELIZ DE TI, POR HABER CREIDO".
Finalizó Mons. Sarlinga con su referencia continua a la Virgen, diciendo que Ella fue feliz, porque "creyó" y porque es como el ícono viviente de la bienaventuranza: "felices los que creen", y nosotros hemos de unirnos como "felices los que creen.... sin haber visto" puesto que así nos haremos herederos de la promesa: "porque lo que te ha dicho el Señor, se cumplirá".
El jueves Santo estuvo en Belén de Escobar, junto con los sacerdotes de la iglesia parroquial y rectoría, los diáconos, los seminaristas Elías Duff, Gustavo Parodi y Martín Gallo, y numerosísimos fieles que colmaron el templo, para la misa y para el momento del traslado al monumento, donde permanecieron en oración hasta muy tarde.
Concurrencia a la celebración del Jueves Santo en Escobar
El Obispo recibe las ofrendas de la solidaridad con el sufrimiento humano
El Obispo lava los pies en la iglesia concatedral de Belén de Escobar
Junto al Monumento el Jueves Santo en Belén de Escobar

El Viernes Santo Mons. Oscar Sarlinga concurrió a escuchar confesiones a la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, luego a la celebración de la Pasión, posteriormente permaneció para las confesiones y se unió a la Via Crucis interparroquial de la ciudad de Pilar.

La Vigilia Pascual la reserva para la ciudad de Zárate, en el Bajo, con la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, la Pascua Joven, y el día de Resurrección en el Hogar de la Paz y la Alegría, de la Madre Teresa de Calcuta.


---------------------------
Secretaría de Comunicación Institucional del Obispado
Atención: lunes a viernes, de 9 a 13,
Tel 03489 422817- 426606 líneas rotativas, interno 31
www.obispadozaratecampana.org

Comentar este post