Noticia sobre Nuestra Señora del Buen Ayre

Publicado en por Oscar Sarlinga

Tomado de: http://www.laautenticadefensa.com.ar/noticias.php?sid=77310

 

por Pbro. Dr. Nestor Villa

 

Antes que nada, y como preliminar, estas líneas intentan ser un agradecimiento a nuestro señor obispo Monseñor Dr. Oscar Sarlinga, por su visión integradora de la riqueza de aspectos devocionales de las advocaciones marianas con los misterios fundamentales que sustentan dicha práctica, en efecto la revitalización de la peregrinación del Pueblo de Dios al Samntuario de Luján es una muestra, demostrativa por las decenas de miles de participantes en estos años de su gestión pastoral. Otro tanto de la devoción a Nuestra del Rosario y ahora: Nuestra Señora del Buen Ayre..y aquí me quiero detener para profundizar ese amor a la Madre de Dios en este título tan amado como olvidado, asociado indebidamente si se lo identifica con exclusividad a la urbe porteña, y a la entronización que ayer, sábado 4 de septiembre, realizara de la insigne escultura de Nuestra Señora del Buen Ayre en la Co-Catedral de la Natividad del Señor en Belén de Escobar.

 

Nuestra Señora de los Buenos Ayres que se encuentra en la Iglesia Cocatedral

1) Origen de la advocación. La llegada y arraigo de una imagen por mar en una caja de madera a las costas de Cerdeña y la encomienda que la Santa Sede formulara a la Orden de la Merced (PP. Mercedarios para la Redención de Cautivos) es anecdótica al momento de establecer que misterio salvífico subyace bajo esa advocación. Analicemos la representación. La talla en madera, con el Divino Infante sostenido sobre el costado izquierdo y un cirio encendido en la mano derecha nos dan la pauta de una representación de Nuestra Señora de la Candelaria, manera de reducción a lo devocional que en los países latinos se confirió al misterio de la Presentación del Señor y la Purificación de la B.V.M.

2) La fiesta del “Encuentro” de Dios con el Hombre que desde los primeros siglos concluía con un devoto lucernario, con el cual hoy día se inicia la celebración en rito romano. Sería impreciso señalar que la vela recuerda a los cirios que portaban en procesión los “rescatados” de los moros por los frailes mercedarios Ya que la imagen ya la porta desde su hallazgo, y luego se le confía a la mencionada orden mendicante. Además, universalmente, la “Candelaria” es representada de esa manera. La “carabela” o “navío” que se acopla junto a la vela se trata de un exvoto más tardío, y luego se añadió inseparablemente de esta advocación nueva, “Bonaria” por el lugar de Cerdeña donde se le levantó una iglesia, y luego su patrocinio extendido a los navegantes del Mediterráneo.

3) Ciertamente no sería extraño que Don Pedro de Mendoza, al igual que otros funcionarios y militares hispanos desconociera la advocación. Aún más, le acompañaron dos frailes mercedarios en la expedición . La primer misa celebrada en las márgenes el Río de la Plata – no obstante- fue por la expedición de Don Antonio Solís, veinte años antes, y se empleó tabaco provisto por los naturales , en vez de incienso a falta del mismo.(Un hermoso óleo en el Museo Histórico Nacional nos da cuenta de ello).

4) Lo que conocemos de la expedición de Don Pedro de Mendoza, es fundamentalmente la”Crónica” de un tripulante alemán, Ulrico Schmidl, luterano, quien quizás hubiera participado con el mismo Don pedro de Mendoza en el “Saqueo de Roma” de 1527 por las tropas de Carlos V – aunque en contra de las órdenes del emperador- Enrique Larreta en su novela”Las dos fundaciones de Buenos Aires” alude a este episodio no con cierta ironía al destacar el perfume a incienso que tenía el equipaje de Don Pedro y los objetos productos del saqueo. La “Crónica” de Schmidl, escrita en alemán es un clásico en sus traducciones y la única fuente de las vicisitudes del”oppidum” o plaza fuerte, no ciudad, fundada por Don Pedro de Mendoza, con las facultades político-militares de “Adelantado” en las riberas del Plata el 2 de febrero de 1536. Par no repetir la toponimia de “Candelaria” con la que se había intitulado a un asentamiento en la ribera oriental ( véase el paralelismo y coincidencia que destacamos) se le llamó “Nuestra Señora del Buen Ayre, no como relata Schmidl con evidente menosprecio” por el buen aires que se respiraba” sino por Nuestra Señora. Cual fue el lugar? Los historiadores con fundamento o no, van rotando de la costa de San Isidro, pasando por el Parque Lezama- ya en capital- , la Vuelta de Rocha, Puente Alsina, etc. Cabe señalar que el Delta del Paraná no se extendería por ese entonces más al sur de la altura de Rio Luján o Ingeniero Maschwitz. Pero ese no es nuestro tema. Como tampoco las hipótesis acerca de la muerte de Don Diego de Luján y en el río al que le dio su nombre( ¿arrastrado por 60 kilómetros por su caballo desde la actual Buenos Aires?). Concluyamos con que, entre los sostenedores de la ubicación en la ribera del actual Paraná de las Palmas, entre Río Luján e Ingeniero Maschwitz, está Federico Kirbus y su obra “Las tres fundaciones de Buenos Aires”. Relevamientos topográficos aéreos que le darían la razón, yacimientos de asentamientos españoles a la altura de El Cazador en Belén de Escobar, etc. Tampoco es nuestro tema. Lo cierto es que es tan legítimo erigir un monumento- ciertamente bello y expresivo- a Don Pedro de Mendoza en el Parque Lezama, como entronizar una imagen de Nuestra Señora del Buen Ayre en Belén de Escobar.

5) El “oppidum” tuvo muy desgraciado suceso. Duró muy poco, incluyó peleas internas, ajusticiamientos, actos de canibalismo por el sitio de los aborígenes y su total evacuación. Don Pedro, ya sifilítico, retornó a España muriendo en alta mar y siendo allí mismo sepultado. Don Juan de Garay, no obstante, en 1580, quiso mantener una unidad moral entre el”oppidum” y la “ciudad” que ahora fundaba con todos los elemntos jurídicos de “fundación” en nombre de la Corona. La ciudad se llamaría “Santísima Trinidad”( por el domingo de Trinidad que fuera el 11 de junio de 1580) pero el puerto se llamaría “Nuestra Señora del Buen Ayre” denominación que a la postre incluyó a todo el complejo de puerto y ciudad.

6) El culto a la advocación que nos concierne, se halla centrado en la Catedral Primada, donde en el retablo mayor, en el nicho central se rotan según los días una antigua talla barroca de la Inmaculada Concepción, y desde los tiempos de gobierno pastoral del Cardenal Aramburu, una talla de Nuestra Señora del Buen Ayre, que le fuera obsequiada en los 50 años de sacerdote, en madera policromada por talleres sevillanos, se alterna con la Purísima. La talla es de tamaño natural, con los colores rosado y celeste de la Virgen, el Niño en su brazo izquierdo y el cirio encendido en el derecho. Es una imagen de singular belleza. Habilitado el deambulatorio, puede accederse a ella, aunque la Purísima mire a la nave central de la iglesia.

7) La imponente Basílica de Nuestra Señora de los Buenos Aires en la avenida Gaona, próxima al Policlínico bancario de principios del siglo XX, tiene dos imágenes , la permanente del baldaquino y otra procesional. Todas del mismo tenor. Como la antigua estatua barroca de vestir que se encontraba en el hall de acceso del Teatro Colonial (Av.Belgrano y Paseo Colón). Solamente el gran fresco de la Casa de la Contratación (Sevilla) muestra a la Virgen María, sin el Divino Niño, sin el cirio, mirando al espectador, y extendiendo su manto sobre el Mediterráneo y sus navegantes. A este modelo responde la estatua de metro y medio, escultura de un solo bloque de algarrobo de Diego Curutchet entronizada en la Iglesia Co Catedral.

8) Quienes de alguna manera, promovimos la devoción a esta advocación vinculándola a la historia de nuestro territorio diocesano, no podemos sino felicitarnos y renovar nuestro gozo. Dos iniciativas partieron del seno de la Asociación Amigos de Santa Brígida. La primera fue hacer dibujar el mapa diocesano por Patricia Gauna (Zárate) con las imágenes de Luján(Lugar del Milagro),Ntra. Sra. del Carmen(Zarate)Ntra. Sra. del Pilar(Pilar) Ntra. Sra. de la Unidad( coronando la obra) y Ntra. Sra. del Buen Ayre (Escobar). A su vez, por gentileza del Directorio de Jardín del Pilar(Parque Memorial) se obtuvo para el “AÑO JUBILAR 2000”una bella tela de Nuestra Señora del Buen Ayre, dotada con los escudos heráldicos de Don Pedro de Mendoza, y los oficiales de la Nación y la Ciudad de Buenos Aires, declarado de interés del gobierno de la Ciudad bajo la gestión del Secretario de Gobierno Dr. Jorge Enríquez., en el marco de un acto ecuménico católico-luterano. anglicano, con la presencia de +Doña Mercedes Calvo de Villa, decana de la Orden seglar del Santísimo Salvador de Santa Brígida, su vicedecano Lic.A.Gerardi, el +Cgo. C.Halperín (agregado a la misma) y delegaciones de la Liga de Madres de Familia Diocesana como de la Legión de María, recibiendo la ofrenda monseñor Roberto T. Amondarain, entonces párroco de la misma. NESTOR DANIEL VILLA
Año Nuevo Judio 5771- Día del Perdón

Menorah

Con ocasión de las fiestas del Rosh’ashana (Año Nuevo) y del Yom Kippur (Día del Perdón) Monseñor Dr. Oscar Sarlinga, a través del Pbro. Dr. Néstor Daniel Villa (moderador de la Comisión Diocesana de Ecumenismo y Diálogo con el Judaísmo y demás religiones) envió cordiales saludos a las sociedades israelitas de Campana y Zárate, las cuales fueron retribuidas por sus presidentes Sra. Mirta Lubel de Atlansovich (Campana) y Rubin Wessolovsky (Zárate) por correo electrónico al P. Néstor D. Villa. Asimismo se intercambiaron saludos con referentes de la Comunidad Hebrea del país y del exterior, recibiéndose especiales saludos de los Amigos de la Universidad Hebrea de Haifa.

Para el Año Nuevo, asistieron en representación de la Comisión antemencionada el matrimonio César y Ana María Ferreira de Pollini- agentes pastorales de la Catedral Santa Florentina- y para el Día del Perdón, el Pbro. Lucas Martínez, vicario de la Catedral Santa Florentina, quien trasmitió a sus miembros su saludo, parafraseando las palabras del Santo padre al Rabino Jefe de Roma, Dr. Ricardo de Segni

Cabe destacar la inestimable presencia de representantes de la Sociedad Israelita de Campana, en la MISA EN EL DIA DEL MIGRANTE ( sábado 7 de septiembre) en la Co Catedral de Belén de Escobar, en cuya homilía el señor obispo se refiriera a los valores del Diálogo Interreligioso en una sociedad plural y de crisol de corrientes migratorias, y se entronizara la estatua de Nuestra Señora del Buen Ayre, patrona diocesana de migrantes e itinerantes.




Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post