FIESTAS PATRONALES DE LA CIUDAD DE GARÍN: EN LA FESTIVIDAD DE SANTA TERESA DE JESÚS

Publicado en por Oscar Sarlinga

(15 de octubre)

A LA SANTA MISA DE LAS 19 HS. ASISTIRÁ NUESTRO OBISPO MONS. OSCAR SARLINGA

A la espera de la cobertura mediática de la Santa Misa (que será transmitida por el Canal de Televisión de Escobar), adelantamos en esta página la interesante historia de la ciudad de Garín y de la parroquia de Santa Teresa de Jesús.

EL ORIGEN DEL NOMBRE DE LA CIUDAD

El origen del nombre de la Ciudad de Garín es anecdótico, ya que la familia Garín tenía su rancho lindero al arroyo y los que pescaban y se bañaban en él decían que lo hacían en el arroyo de Garín. Los organismos oficiales de la Provincia de Buenos Aires al realizar los trabajos de catastro por primera vez, lo denominaron con el mismo nombre que naturalmente había tomado. Y el hecho de que las tierras donde se construyó la estación del ferrocarril pertenecieran a la misma familia, hizo que se le pusiera el nombre de Garín.

La Ciudad lleva el apellido de uno de sus primeros pobladores; el nombre que se originó en el arroyo, eximió a esta Ciudad de los sorteos que realizaban las autoridades del ferrocarril para aquellos casos en que los solares en que construían la estación o la zona que iba a atender el servicio carecía de antecedentes para fijar el correspondiente nombre.

Se debe señalar que el rancho de Garín estaba junto al arroyo en los campos que después fueron de Don Benito Sanz.

SIMBOLOGÍA DEL ESCUDO DE LA CIUDAD

Informa del Escudo de la Ciudad de Garín, responde heráldicamente al formato denominado español- francos.

La elección del modelo se ajusta a los antecedentes históricos de la Ciudad de Garín; Cheni Belier integró la expedición de Don Juan de Garay, fundador de la Ciudad de Buenos Aires; Belier, cuyo apellido se transformó después en Beliera era de nacionalidad francesa y le fueron adjudicadas las mayores extensiones de tierra de esta zona.

En el Escudo se destacan en su parte superior de su interior, los colores de la Patria, que lejos de confundirse con el cielo, están enarbolados en lo alto en señal de Soberanía, no solo del territorio de nuestra Nación, sino como punto de referencia del límite territorial y la Soberanía Espacial.

La tarea de confeccionarlo la asumió la Asociación Fomento Unión Garín al principio del año 1971 y se calcula que demandó alrededor de tres años para finalizar el trabajo. Se buscaron antecedentes en el resto del país en los Escudos Provinciales y también de muchísimas ciudades. Y, cuando se creía que el proyecto avanzaba exitosamente, el Teniente Coronel Don Ismael Cigliutti, formuló serias observaciones y prometió realizar una consulta al Señor General Sánchez de Bustamante, reconocida autoridad en temas de heráldicos. Por ese medio se obtuvo material de consulta con respecto a los formatos y significados de colores contenidos en el texto "HERÁLDICA GENERAL DE IGNACIO VICENTE CASCANTE". Se reanudó la tarea que venía realizando el dibujante Don José R. Martínez, que fuera contratado en una de las empresas que se incorporan en la zona y de esta manera ya se actuó con firmeza y se prepararon dos modelos, con los mismos motivos interiores pero de distinto formato que se los denominaron A y B. De inmediato se realizó una encuesta en la que participaron numerosos vecinos de Garín. Se utilizó para ello una caja herméticamente cerrada, con una pequeña apertura para introducir las tarjetas con la decisión de cada uno de ellos.

El 15 de octubre de 1971 en un concurridísimo almuerzo con el que la Asociación Fomento, celebraba su cincuentenario, el Señor Cura Párroco Don Pedro Alberto Terna, procedió a abrir la caja y efectuó el correspondiente recuento obteniendo absoluta mayoría el actual Escudo de la Ciudad de Garín.

El dibujante Don José R. Martínez, viaja y se radica en Venezuela, por lo que se hace necesario, lograr otro profesional para la realización definitiva del Escudo y es así que se entrevista a la Arquitecto M. Gigena, de la Ciudad de Belén de Escobar, quien efectúa el trabajo observándose que se ha deslizado el error de tener cambiadas las ubicaciones de la línea férrea y el Acceso Norte. De inmediato se hace necesario buscar otro profesional y se contacta al dibujante Don Leonardo Urien, quien había reemplazado al Señor Martínez de la empresa instalada en esta zona. Este realiza la tarea y entrega el Escudo terminado a mediados del año 1974.

Al cumplir la Asociación Fomento Unión Garín, su 53" aniversario, en la cena tradicional del aniversario que resulto concurridísima con invitados especia les por ser estos descendientes de los expedicionarios de Don Juan de Garay, entre ellos Don Pablo Beliera de 94 años de edad y Don Alejo Díaz, nativos de Garín, fueron invitados a descubrir el cuadro con el Escudo de la Ciudad de Garín; realizada esta ceremonia de inmediato el Cura Párroco de Garín procedió a su bendición. Resta señalar que la explicación del Escudo tuvo amplia difusión a través de cuadernillos expresamente preparados y que con respecto a otros detalles significativos todos quedaron registrados en la prensa local a través de "El Garínense".

La Estación del ferrocarril

En el año 1892 fue construido el tramo del ferrocarril comprendido entre Victoria y Vagues, y con él la Estación Garín; la línea fue inaugurada personalmente por el General Bartolomé Mitre, siendo la primer avanzada del progreso de la época.

Como esta relacionado, hacemos un comentario del antiguo almacén de Palacín; en este negocio se instaló como pensionado, casa y comida el Ingeniero Inglés venido expresamente de su país, para la construcción de la estación; trazó los planos y determinó levantarla frente a lo de Palacín, hoy panadería San José. Después no se sabe porqué razón cambió de pensión alojándose en el almacén de Peirano, hoy esta en su lugar la tienda de Mansur; de inmediato cambió los planos y dio comienzo a la obra frente a lo de Peirano.

El hecho de que el arroyo se llamara Garín y que las tierras que ocuparon la estación fueran de la familia Garín, motivó que se la denominara Garín.

La localidad de Garín era en ese entonces el Cuartel IX del Partido del Pilar. Muchos años Después al crearse el Partido de Belén de Escobar-queda integrada a este nuevo Distrito.

El 12 de octubre de 1961 se entronizó en la estación, la Virgen de Lujan. Fueron padrinos de la ceremonia la señora Celia Tíralo y el señor Jesús Pascual, este era el Jefe de la estación. La ceremonia estuvo a cargo del Cura Párroco Pon Pedro Perna y la concurrencia fue numerosísima.
Finalmente, el 18 de junio de 1975, el Senado de la Provincia de Buenos Aires trata un Proyecto de Ley iniciado en la Cámara de Diputados y se declara a la localidad de Garín: CIUDAD.

En el año 1892 fue construido el tramo del ferrocarril comprendido entre Victoria y Vagues, y con él la Estación Garín; la línea fue inaugurada personalmente por el General Bartolomé Mitre, siendo la primer avanzada del progreso de la época.

Como esta relacionado, hacemos un comentario del antiguo almacén de Palacín; en este negocio se instaló como pensionado, casa y comida el Ingeniero Inglés venido expresamente de su país, para la construcción de la estación; trazó los planos y determinó levantarla frente a lo de Palacín, hoy panadería San José. Después no se sabe porqué razón cambió de pensión alojándose en el almacén de Peirano, hoy esta en su lugar la tienda de Mansur; de inmediato cambió los planos y dio comienzo a la obra frente a lo de Peirano.

El hecho de que el arroyo se llamara Garín y que las tierras que ocuparon la estación fueran de la familia Garín, motivó que se la denominara Garín.

La localidad de Garín era en ese entonces el Cuartel IX del Partido del Pilar. Muchos años Después al crearse el Partido de Belén de Escobar-queda integrada a este nuevo Distrito.

El 12 de octubre de 1961 se entronizó en la estación, la Virgen de Lujan. Fueron padrinos de la ceremonia la señora Celia Tíralo y el señor Jesús Pascual, este era el Jefe de la estación. La ceremonia estuvo a cargo del Cura Párroco Pon Pedro Perna y la concurrencia fue numerosísima.
Finalmente, el 18 de junio de 1975, el Senado de la Provincia de Buenos Aires trata un Proyecto de Ley iniciado en la Cámara de Diputados y se declara a la localidad de Garín: CIUDAD.

Informa del Escudo de la Ciudad de Garín, responde heráldicamente al formato denominado español- francos.

La elección del modelo se ajusta a los antecedentes históricos de la Ciudad de Garín; Cheni Belier integró la expedición de Don Juan de Garay, fundador de la Ciudad de Buenos Aires; Belier, cuyo apellido se transformó después en Beliera era de nacionalidad francesa y le fueron adjudicadas las mayores extensiones de tierra de esta zona.

En el Escudo se destacan en su parte superior de su interior, los colores de la Patria, que lejos de confundirse con el cielo, están enarbolados en lo alto en señal de Soberanía, no solo del territorio de nuestra Nación, sino como punto de referencia del límite territorial y la Soberanía Espacial.
La tarea de confeccionarlo la asumió la Asociación Fomento Unión Garín al principio del año 1971 y se calcula que demandó alrededor de tres años para finalizar el trabajo. Se buscaron antecedentes en el resto del país en los

LA PARROQUIA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Los antecedentes de la atención espiritual del vecindario datan de antes del año 1911 y estuvieron a cargo de Doña Petra Bula, que vivía en la casa que ocupo mucho tiempo la familia Molínari y después la de Giacornéttí. En su domicilio se preparó por primera vez el Árbol de Navidad y se Invitó a toda la purretada; cada uno recibió su regalo. Doña Petra daba clases de Catecismo.

Ya en el año 1911, el Doctor Luis Manzone y su esposa Doña Teresa Fierro de Manzone donan el solar y el edificio de la Capilla Santa Teresa. Su constructor un vecino de San Isidro Don Adolfo Travaglini. Los esposos Manzone también eran de esa Ciudad.

La inauguración de la Capilla Santa Teresa, Patrona de Garín, se realiza el 15 de octubre de 1911 y fueron padrinos de la ceremonia Don Luis Cafferata y la Señora Teresa Pierro de Manzone. El Señor Cafferata presidía en ese entonces la Comisión Pro Templo. Se destacó especialmente ese día los trabajos realizados por Doña Cristina Blasco en la preparación e instalación del correspondiente altar.

Se registra la llegada de Monseñor Don Francisco Alberti, como así también la concurrencia de invitados especiales. Estuvieron presentes también el Señor Senador Don Tomás Márquez y el Intendente del Pilar Don Aquilino Márquez.

El almuerzo fue servido en la casa de Don Emilio Cafferata con una concurrencia numerosísima.
Entre los invitados se encontraban: La Señorita Emma Manzone; la Señora Teresa Fierro de Manzone: nona Haría ferrar! de Cafferata; Doña Luisa y Doña Valentina Manzone; Don Carlos Resio; Senador Don Tomás Márquez; Intendente del Pilar Don Aquilino Márquez; Don José Cafferata; Doctor Don Luis Manzone; Don José Eduardo Cafferata; Don Luis Cafferata; .Don Emillo Cafferata y Don Enrique Cafferata.

Para los detalles de toda la realización de la ceremonia, agasajos y el programa de festejos, prestaron Lina amplia colaboración las Señoras Doña Benedicta Genta de Kesio; Doña Ana Gari de Laniberti; Doña Teresa Fierro de Manzone; Doña María Devoto; Doña Sara Senillosa de Carranza; Doña Petra Dula; Doña María Beolchi de Culacciatti; Doña Angela Lanfranchi; Doña Clara Castellano; Doña Felisa Vellera de Palacín y Doña Cristina Blasco, y que las entonces niñas Herminia Devoto y Morocha Resio, fueron las primeras Catequistas que tuvo la Capilla.

La Señorita Lelia Locatelli fue la que realizó las compras necesarias en Buenos Aires y que para ello utilizó el coche particular que Don Agustín Resio facilitara para ese fin. Don Agustín Resio despachó ese día desde Retiro un tren especial y afrontó todos los gastos que demandó el viaje de ida y vuelta.

A la celebración oficial y al entusiasmo popular de los acontecimientos cristianos que a cada uno le tocó vivir, se destacó el Bautismo de la niña Celia Díaz (hoy Señora de Farías), cuyos padrinos fueron Don Blas Sanza y la Señorita Alzague; el Bautismo de Julio Benedini, cuyos padrinos fueron Don Juan Benedini y Doña María M. de Benedini; el Bautismo de Ramona Victoria Bertero, cuyos padrinos fueron Don Emilio Núñez y Doña Sixta Díaz de Díaz y el Bautismo de José Lino Díaz cuyos padrinos fueron Doña Paula Zabala y su esposo Don José Zabala. Las únicas confirmaciones realizadas ese día, según versiones fidedignas, fueron la de la niña Gerónima Núñez, que fue madrina Doña Sixta Díaz de Díaz y la de una de las chicas de Bussio que fue madrina Doña Antonia Velázquez de Beliera.

Ahora vale una especial atención: Doña Sixta Díaz de Díaz es una de las fundadoras de Garín y quien expresa "Buen proceder hace unión para vivir.

EL primer casamiento en la Capilla Santa Teresa se realizó un tiempo después correspondiendo ese honor a Don Marcelo Castro y a Doña María Castellano.

Desde entonces distintas Comisiones de Damas tuvieron la responsabilidad del mantenimiento de la Capilla figurando sucesivamente: Doña Teresa Fierro de Manzone; Doña Cristina Blasco; Doña Petra Bula; Doña Sara Senillosa de Carranza; Doña Albina Savanco de Tabbia; Doña Ángela Rimoldi; Doña Angela Castellano de Bourdet; Doña Elena Balda de Mansur y Doña María Delgado de Finamore, debiendo demeritarse la colaboración desinteresada de Doña Angela Marre de Rosetti.

En esos tiempos la Capilla Santa Teresa de Garín era atendida por la Parroquia de Escobar, recordándose al Párroco Paulino; en un lapso muy breve estuvo directamente en Garin el Padre Di Yorio y al ausentarse este, .lo hacia el Reverendo Padre Bertolotti de Escobar; también prestaban su colaboración los Sacerdotes del Colegio San Vicente de Paul de la misma Ciudad. En 1939, en el mes de agosto por iniciativa de Doña Pilar Muñoz de Pérez, durante la responsabilidad en la Comisión de Doña Ángela Castellano de Bourdet se construyó en mampostería el frente de la entrada reemplazándose así el antiguo alambrado. Después estuvo al frente de la Capilla el Reverendo Padre Salles y también fue atendida por Sacerdotes de la Fundación Loreto de Benavides.

El O de mayo de 1959 llega a Garín como Capellán de la Capilla Santa Teresa el Presbítero Pedro Alberto Perna. De inmediato se proyectan modificaciones en el edificio y se da comiendo a las obras del Salón Parroquial. Se amplia la Iglesia construyéndose las naves laterales y se planifica para construir la casa habitación del Párroco en el lote lindero. El 1 de octubre de 1.961 por Decreto del Señor Obispo de San Isidro Dr. Antonio Aguirre, la Capilla es elevada al rango de Parroquia y el 22 de octubre del mismo año Monseñor Aguirre pone en funciones en la misma como primer Párroco al Reverendo Padre Pedro Alberto Perna. La Jurisdicción Parroquial comprendía a Garín, Ingeniero Maschwitz y Benavides. El 4 de julio de 1976 el Papa Pablo VI crea la nueva Diócesis con el nombre de Zárate-Campana, haciéndose cargo el Señor Obispo Don Alfredo Expósito; nuestra Parroquia pasa a depender de esta nueva Diócesis.

Luego del curato del Padre Perna, le sucede en su cargo el Pbro. Agustín Arévalo, nombrado por el segundo Obispo, Mons. Rafael Rey. El Pbro. Arévalo desempeñó su ministerio por años en la parroquia y presentó su renuncia por razones de edad canónica en 2007, al año del ministerio del nuevo Obispo, Mons. Oscar D. Sarlinga (quien asumió la diócesis el 18 de febrero de 2006). La parroquia fue confiada a comunidad religiosa, en el Instituto de los Discípulos de Jesús y de San Juan Bautista, quienes hasta la actualidad se encuentran en el cargo pastoral.

Comentar este post